PROTEGE A TU PERRO DEL FRÍO INVIERNO

                           
 

Cuando entramos en el invierno y empiezan a bajar las temperaturas el frio que tú pasas también lo puede pasar tu perro.

Muchas razas de perro cuentan con su abrigo natural pero cuando los estragos de los frentes fríos nos invaden, tendremos que cuidar la alimentación, la vestimenta y la piel.

Una idea es abrigarles con ropita para perro, sabemos que no todos los propietarios son partidarios de ponerles ropita, pero es la mejor opción para que tu perro también pueda disfrutar del paseo invernal. Cuando se acostumbran a que le pongas su abrigo, se ponen muy contentos porque lo relacionan con el paseo y van calentitos.

En invierno también nos volvemos más sedentarios y las altas temperaturas solo hacen que queramos descansar más y evitamos el ejercicio. Con lo cual las proporciones del pienso tendrán que ser revisadas para que no engorde nuestra mascota al realizar menos ejercicio

.

Y por último pero no menos importante, tendremos que fijarnos en las almohadillas de nuestro perro. Sus patas son muy resistentes pero el contacto con el frío o el calor pueden lastimarlas. Les aconsejamos que les pongan una pomada hidratante o si el problema es mayor siempre aconsejamos que visiten a su veterinario habitual, pero venden pomadas específicas para este tipo de problemas.

Ahora ya solo nos queda disfrutar del invierno en compañía de nuestro perro.

Esperamos que disfruten.