LAS MASCOTAS Y LA MÚSICA

                                   

                                       “Sin música, la vida sería un error”. Nietzsche.

Los seres humanos no somos los únicos animales capaces de comunicarnos mediante diferentes sonidos. Muchísimas especies se comunican mediante sonidos simplemente para relacionarse o advertirse de los peligros; las aves, las ballenas y los delfines emiten diversos sonidos, ritmos, longitudes y estructuras musicales utilizadas también por el ser humano a la hora de componer. La naturaleza por sí misma crea sonidos muy agradables, pero… ¿escucha realmente la música nuestro perro o gato doméstico?

A nuestros animales también les gusta. Hay abundantes estudios de alto valor de la musicoterapia en animales. En realidad, cualquiera que haya convivido con animales y puesto música al mismo tiempo habrá constatado el hecho. La música tiene sobre perros, gatos y animales domésticos (de granja) en general un efecto tranquilizador impresionante.  

Al parecer, los perros y los gatos responden de forma diferente antes distintas canciones, e incluso tienen sus propios temas favoritos, pero ¿por qué será? Quizás la razón sea la existencia de unos sonidos cuyas vibraciones y frecuencias conectan de forma muy especial con su sensibilidad. Además, cuando se quedan solos en casa durante mucho tiempo prefieren la música suave de fondo al silencio absoluto.

Ya se sabe, la música amansa a las fieras.